¿Qué es?

La electrolipólisis es una técnica que pertenece a la acupuntura estética y tiene como objetivo reducir la grasa localizada resistente que se acumula en distintas partes del cuerpo especialmente en el bajo vientre, caderas y zona interior de muslos y rodillas.

Consiste en la aplicación de agujas muy finas, parecidas a las utilizadas en acupuntura, que se insertan en el tejido graso hipertrofiado y a las cuales se aplica una corriente variable de baja frecuencia e intensidad.

¿Cómo funciona?

La corriente, con frecuencia pulsada, que pasa entre los electrodos genera unas contracciones en las fibrillas del tejido conjuntivo subcutáneo.  Dichas contracciones hacen que las células grasas o adipocitos se vuelvan más permeables y eliminen las grasas que contienen en su interior, que más tarde se evacuarán a través de la orina.

¿Que beneficios extras tiene?

La electrolipólisis hace que se reduzca el volumen de las células de grasa, aumenta la actividad y la renovación celular, mejora la circulación de la sangre en la zona y ayuda en la producción de algunas hormonas responsables de la eliminación de toxinas. El resultado es que se reduce el volumen local y el tejido recupera la tonificación y elasticidad natural consiguiendo una reducción o desaparición completa de la celulitis con efectos duraderos en el tiempo.

Una vez finalizadas las sesiones, las células se comportan de forma natural como si recordaran el proceso al que han sido sometidas, de manera que no se recupera la grasa en la zona tratada, sino que el organismo se equilibra en su conjunto.

El número de sesiones oscila dependiendo de la zona a tratar y la antigüedad de la celulitis, pero suelen ser entre seis y diez. Se aconsejan una o dos a la semana y no es dolorosa.

Es un método ligero, indoloro, poco invasivo y con muchos más beneficios, aparte de la reducción de grasa localizada resistente. Si tienes alguna pregunta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de poder ayudarte.

Aurelia Carulla

Acupuntora